Como alternativa a la vía judicial, la Mediación es una forma de resolver conflictos entre dos o más personas, o empresas, con la ayuda de una tercera persona imparcial, el mediador. Los mediadores no son jueces ni árbitros, no imponen soluciones ni opinan sobre quién tiene la verdad, lo que buscan es satisfacer las necesidades de las partes en disputa, regulando el proceso de comunicación y conduciéndolo por medio de unos sencillos pasos en los que, si las partes colaboran, es posible llegar a una solución en la que todos ganen o, al menos, queden satisfechos.

Este método de resolución de conflictos se extiende fundamentalmente a:

  • Mediación Familiar: Conflictos de pareja, conflictos padres-hijos, conflictos patrimoniales derivados de relaciones familiares.
  • Mediación Mercantil: Conflictos entre empresas.
  • Mediación Laboral: Conflictos entre empresa y trabajador en relación con los derechos y obligaciones de las partes en la relación laboral.

 La mediación es voluntaria, es confidencial, y está basada en el diálogo.

El Acuerdo alcanzado en la Mediación es de obligado cumplimiento para las partes de este procedimiento.

Julio Barros Abogados le informa del uso de cookies que permiten ofrecer un correcto funcionamiento del sitio. Al continuar con la navegación dará el consentimiento tácito a la instalación de dichas cookies. Para más información visite nuestra política de privacidad.

  Acepto las Cookies de este sitio web.