¿Contrataría a un hacker para espiar las redes sociales de su pareja o cambiar sus notas de la universidad? En un principio, la mayor parte de la gente respondería no. Sin embargo, páginas web como Hacker's List o Hacker For Hire creen que muchas personas necesitan los servicios de estos especialistas tecnológicos para realizar tareas que no están a su alcance.

Ahora, la cuestión es saber si lo que ofrecen estas plataformas es legal o ilegal. Solicitar a un hacker que recupere una contraseña olvidada de una cuenta de correo electrónico no parece entrañar ningún delito. Sin embargo, todo cambia cuando los usuarios piden que ese mismo especialista se haga con la base de datos de un negocio rival, cambie los datos de un fichero oficial o acceda a la cuenta de Facebook de una pareja por una supuesta infidelidad.

"Existen dos tipos de hacking, el ético y el delictivo. En el caso de Hacker's List, la mayor parte de las propuestas de servicios ofrecidas son operaciones que originan delitos tipificados en nuestro Código Penal, lo que significa que este tipo de página es totalmente ilegal y no podría existir en España", explica Alejandro Touriño, socio de tecnología de la información de Ecija.

Responsabilidad

La página web, por su parte, explica que no se le puede responsabilizar de lo que suceda en este espacio, puesto que sólo es una plataforma que sirve de nexo de unión entre los usuarios con los especialistas tecnológicos. Por otro lado, también afirma en sus condiciones de servicio que está prohibido contratar a un hacker para que realice actividades ilegales.

"El hecho de que esta página albergue propuestas de servicios ilegales, como espiar una cuenta de Facebook o robar datos a la competencia, y no lo denuncie y lo elimine implica que la web está siendo una especie de cooperador necesario del delito y por esa razón se le puede imputar una responsabilidad subsidiaria", afirma Joaquín Muñoz, socio de Abanlex. "Además, la web tiene ánimo de lucro, lo que se puede convertir en un agravante para los administradores de esta página", añade. De la misma opinión se muestra Touriño, que entiende que el cobro de honorarios por intermediación en un contrato no es ilegal, pero que si este lucro se suma a los ilícitos anteriores, será un argumento más para condenar a la página web en cuestión.

Todos culpables

Los dos letrados afirman que en este caso ninguno de los tres protagonistas sería inocente. "La página web es responsable subsidiaria y el hacker sería perseguido por el ilícito que hubiese cometido. El usuario, en este caso, sería el instigador del delito y el desconocimiento de la ley no le exime de su cumplimiento", añade el letrado de Ecija.

A pesar de todo lo expuesto, los dos abogados especializados en derecho tecnológico afirman que también existe el hackeo ético, que es totalmente legítimo, como el que ofrece otra web como Neighborhood Hacker. "Grandes empresas y entidades bancarias contratan a estos especialistas para realizar pruebas de intrusión, por ejemplo, y verificar la seguridad de sus sistemas. Los hackers, en este caso, cuentan con el consentimiento explícito de la compañía y no pueden ser responsabilizados de ningún delito", concluye Touriño.

Peticiones delictivas

Ciertas solicitudes de servicios de Hacker's List serían ilegales en España. Estos son algunos ejemplos:

  • Acceder a una cuenta de Facebook ajena. El 'hacker' podría ser condenado a una pena de cuatro años y una multa de hasta 24 meses por cometer un delito tipificado en el artículo 197 del Código Penal (CP).
  • Robo de secretos de empresa. Se le imputaría un delito relativo al mercado y a los consumidores (art. 278 CP)y podría ser condenado a cuatro años de cárcel.
  • Alteración de ficheros. En este caso también entraría el art. 197.2 y el 264.2 del CP. La suma de las penas podría alcanzar los siete años.

Julio Barros Abogados le informa del uso de cookies que permiten ofrecer un correcto funcionamiento del sitio. Al continuar con la navegación dará el consentimiento tácito a la instalación de dichas cookies. Para más información visite nuestra política de privacidad.

  Acepto las Cookies de este sitio web.